NOTICIAS

La Maleta de Portbou

Ante el abismo

#31 / SEPTIEMBRE-OCTUBRE 2018

Jaume Claret

Coloquio Cataluña-Castilla en el cigarral de Fernando Chueca en Toledo, noviembre de 1965. De pie, de izquierda a derecha, Carlos María Bru, Ernest Lluch, José Luis L. Aranguren, Fernando Baeza, Enrique Tierno Galván, Joan Reventós, Dionisio Ridruejo, Vicent Ventura, José Antonio Maravall, Domingo García-Sabell, Maurici Serrahima, Rafael Tasis, Jordi Carbonell, Marià Manent, Pablo Martí Zaro, Rafael Lapesa, Paulino Garagorri, Lluc Beltrán, Josep Benet y Llorenç Gomis. Arrodillados o sentados, Sergio Vilar, Josep Maria Castellet, Fernando Chueca y Víctor Hurtado. Ernest Lluch participó con una ponencia sobre organización económica que, según algunos asistentes como Maurici Serrahima, logró un gran impacto. Sin autoría conocida, esta fotografía se encuentra integrada en el fondo de la Fundación Ernest Lluch. Ha sido reproducida por Jordi Amat en su monografía sobre aquellos encuentros (Els Coloquios Cataluña-Castilla (1964-1971): Debat sobre el model territorial de l’Espanya democràtica), tras serle facilitada por Albert Manent.

«El pare hi va anar pensant que parlarien de la seva seguretat, però ella només el convocava per demanar-li que deixés en pau al seu: “Papá es un hombre mayor”.» Rosa Lluch Bramon, profesora de historia medieval, recuerda la sorpresa de Ernest Lluch Martín ante la petición de Julia García-Valdecasas Salgado, delegada del Gobierno central, a raíz de los comentarios críticos sobre la figura de su progenitor realizados en la tertulia radiofónica semanal de La ventana. La exigencia de contención iba acompañada de un cierto desdén hacia la intranquilidad del ex ministro: «Puede estar tranquilo. No corre ningún peligro». Al día siguiente, ETA lo asesinaba.


Para leer este artículo completo compra este número  suscríbete a la revista.


COMPARTIR EN:

FacebookTwitter

ARCHIVO DE NOTICIAS