#25 / Septiembre-Octubre 2017

La Revolución de 1917

Arqueología del comunismo

Karl Schlögel

Alexander Mijáilovich, 77 años, trabajador jubilado de la industria de defensa, nació en este edificio y ha vivido en esta habitación desde finales de los años 40. Su mujer murió hace unos pocos años y su hijo vive solo. Alexander Mijáilovich dice que los agentes inmobiliarios le han ofrecido otra vivienda para poder vender estos grandes pisos comunales pero que la ha rechazado porque tenía miedo de no ser capaz de adaptarse a un nuevo estilo de vida después de haber pasado toda su vida en una casa comunal © Max Sher

Este texto no se ocupa de un hueco en la investigación que haya sido recientemente revelado y que ahora haya de ser cubierto, sino que va a ser más una especie de viaje de reconocimiento a través de un continente que todos creemos que ya conocemos. Por ello, desde luego, tiene algo de tentativo. No trato aquí de conseguir material para la demostración de un nuevo paradigma, ni tampoco para anunciar un flamante giro radical en la ciencia, sino que a mí me interesa, en principio, reconocer de nuevo el campo y medirlo de nuevo. Quizá se trate más de echar un paso hacia atrás, para poder usar de la oportunidad que se tiene cuando uno se ha liberado de la búsqueda de una nueva fórmula o de un concepto que lo explique todo. Esta idea, la de una arqueología del comunismo, es, como suele pasar, muy antigua, es decir, está ligada con mi propia vida, no tanto en el sentido de una autocomprensión o una confessio, como se podría esperar de alguien que tiene un pasado marxista-comunista-maoísta, sino en el sentido de que uno intenta comprender una sociedad, un país, que le ha ocupado profesionalmente desde que estaba en el instituto, desde unos primeros viajes a lo que se llamó al Bloque del Este y lo a que fue alguna vez la Unión Soviética. En última instancia se trata, por supuesto, de lo siguiente: se quiere saber no sólo qué fue el siglo XX ruso, sino que se quiere entender, o al menos conseguir alguna pista, de qué es lo que va a pasar con la Rusia de hoy.

Para leer este artículo completo COMPRA ESTE NÚMERO o SUSCRÍBETE A LA REVISTA