#28 / Marzo-Abril 2018

Cines en un mundo escéptico

Bajo el signo de Cervantes

El Quijote en la obra de Terry Gilliam

Óscar Brox

El actor Jean Rochefort en la película Lost in la Mancha (2002), dirigida por Keith Fulton y Louis Pepe y estrenada en 2004. AF archive/Alamy Stock Photo

Terry Gilliam parecía destinado a encontrarse con la obra de Cervantes. En primer lugar por su habilidad para capturar, con un tono decididamente soñador, el acervo cultural del fantástico; también por su fijación con el carácter quijotesco que inyectaba a la mayoría de protagonistas de su obra. Eso nos invita a pensar si la distopía tan afín a su obra –ya sea la de films como Brazil (1985) o Doce monos (Twelve Monkeys, 1995) no es una visión contemporánea de lo que Cervantes podía plantear a través de la novela caballeresca, con esos personajes incapaces de escapar al fatum, perseverantes en una quimera que sólo puede destapar las inconsistencias de unas sociedades acosadas por el control, el falso progreso y la hipocresía moral. De ahí que el Sam Lowry de Brazil se asemeje, especialmente durante sus fugas oníricas, a una suerte de Quijote arrinconado en la fantasía orwelliana urdida por Gilliam.

Para leer este artículo completo COMPRA ESTE NÚMERO o SUSCRÍBETE A LA REVISTA