#5 / Mayo-Junio 2014

Santiago Alba Rico

¿Qué fue del futuro?

¿Contemporáneos de quién?

El futuro ha pasado ya. El pasado acecha

El tren velocísimo, aerodinámico, se abre sin manos, como con voluntad propia, y da paso al interior del vagón, poblado de adminículos tecnológicos que flotan en el aire: teléfonos móviles, tabletas, ordenadores minúsculos, libros electrónicos. El futuro ha pasado ya por aquí. Sigue pasando. Ese futuro tecnológico que anticipó el cutre atrezzo de las películas de ciencia-ficción de los años 50 pertenece en muchos casos al pasado, hasta tal punto ha sido superado por la realidad. No nos damos cuenta porque, como decía Benjamin, «el vínculo de las conquistas técnicas con la naturaleza no se produce en el aura de la novedad sino en el de la costumbre».

Para leer este artículo completo COMPRA ESTE NÚMERO o SUSCRÍBETE A LA REVISTA