#14 / Noviembre-Diciembre 2015

Relato

Cuentos chinos

Crónica de un viaje por el país del medio

Josep Maria Martí Font

Esculturas de bronce de Liu Ruowang, de la serie The East is Red, en una calle del Distrito Artístico 798 de Beijing, una antigua zona de fábricas de componentes electrónicos al norte de la capital, dedicada al arte contemporáneo © Foto: Lucas Martí Domken

Changsha (Hunan), 30 de abril de 2015. Los grandes ventanales de la habitación del piso 31º del hotel Empark ofrecen un paisaje de ciencia ficción. Sobre el río Xiang, un brazo del Yang-tsé, un caudaloso afluente descarga lo que parece puro barro. Ha llegado súbitamente y forma un semicírculo de color marrón que se extiende a gran velocidad. Varias barcazas de transporte navegan sobre esta visión. La luz y el paisaje están tamizados por una capa de fino puré: contaminación y humedad a partes iguales. En la otra orilla, en una especie de península, se eleva una torre de sesenta pisos y por detrás surgen, como cactus desmesurados, medio centenar de edificios de apartamentos de más de cuarenta plantas.

Para leer este artículo completo COMPRA ESTE NÚMERO o SUSCRÍBETE A LA REVISTA