#5 / Mayo-Junio 2014

Relato

Europa en sus extremos. De Copenhague a Nápoles

Daniel Gamper

© Tor Birk Trads

«Es en la periferia donde Europllega con una voz más extra.»

Europa es sus ciudades. europa ejerce como tal, como idea y como continente, como vínculo amistoso y como mestizaje, en las urbes. Viajar por nuestros países es muchas veces una sinfonía de pequeñas variaciones, un color local soterrado bajo la uniformidad del mercado. Para algunos Europa es la suma de sus aeropuertos, con sus tiendas, periódicos, moneda e impersonalidad, todos iguales. Como si toda Europa hablara el inglés sin matices de las escuelas de negocios. Pero, Europa es también la resistencia a la homogeneidad cultural en nombre de los mismos principios o valores sobre los que se edifica la Unión: las libertades iguales para todos. Una resistencia que tal vez se exprese más fieramente en la periferia, en las ciudades en las que Europa apenas se deja sentir o en las que le giran la espalda. Copenhague y Nápoles, por ejemplo, dos ciudades indudablemente europeas y al mismo tiempo alejadas por voluntad propia o por coyunturas históricas del proceso de integración europea.

Para leer este artículo completo COMPRA ESTE NÚMERO o SUSCRÍBETE A LA REVISTA