#26 / Noviembre-Diciembre 2017

Relato

Exilio y creatividad

«¿Quién aparece así, de la nada, sin nombre y sin biografía?»

Norman Manea

El incredible cuento de Peter Schlemihl; el encuentro con la sombra, E.L. Kirchner, xilograbado, 1915

Dislocación a menudo traumática y desposesión psíquica y material, el exilio es una experiencia humana esencial. La narración religiosa registró temprano el fenómeno y le confirió una amplia resonancia histórica. Abraham en la Biblia y Ulises en la mitología griega personificaron, cada uno, esta aventura extrema; no son los únicos que la simbolizaron para la posteridad. La época moderna amplificó la fuerza centrífuga de los conflictos de largo alcance y las catástrofes globales, sea por causa de los accidentes naturales, sea en virtud de intensas conflagraciones militares. Al mismo tiempo que la intensificación de la circulación entre países y civilizaciones y la velocidad de desplazamiento, el alejamiento –voluntario u obligado– del lugar de origen y el exilio en los confines más lejanos se han convertido en fenómenos habituales.

Para leer este artículo completo COMPRA ESTE NÚMERO o SUSCRÍBETE A LA REVISTA