#24 / Julio-Agosto 2017

Iván de la Nuez

Hipernormalización política

e hiperanomalía cultural

«If there is to be a revolution there must be a party»
Así es como empezaría uno de los volúmenes políticos más icónicos del siglo XX, El libro rojo de Mao, el segundo más impreso de la historia (después de la Biblia), que ahora sólo puede encontrarse en China en algunas tiendas de souvenirs, si le aplicásemos un filtro que escondiese parte de los eslóganes y frases que han quedado obsoletos en las últimas décadas. En un intento de construir un objeto documental que transgreda los límites del documentalismo mediante imágenes, el fotolibro «Party» utiliza la censura para borrar las partes del texto que ya no se usan en las rutinas del país obteniendo como resultando un guión en el que imágenes contrapuestas crean dípticos que reflejan la cuestión de la naturaleza real del comunismo en China hoy. El fotolibro combina serigrafías de los textos censurados con fotografías tomadas por la artista Cristina de Middel durante sus viajes a China

La caída del Comunismo anunció la sustitución de la «normalidad bipolar» de la Guerra Fría por la «normalidad unipolar» del neoliberalismo que había salido triunfante de ésta. (Todavía el terrorismo, el apogeo del modelo chino o el impacto global de los emiratos árabes no habían quebrado la fantasía de un mundo ultraliberal sin contrapesos.

Para leer este artículo completo COMPRA ESTE NÚMERO o SUSCRÍBETE A LA REVISTA