#14 / Noviembre-Diciembre 2015

Emanuela Fornari

Imágenes heladoras

o la invisibilidad del horror

Imagen de la maleta de 75 x 30 cm escaneada por los agentes de la Guardia Civil del puesto fronterizo de Ceuta, mayo de 2015

Dolores tenue-oscuros en sí hizo nacer y luego

sofocó, sepultó en su proceder de oro
este verano infinito, sin tregua

Andrea Zanzotto, Ticchettio

Lo ilimitadamente visible incluye
y a la vez excluye al hombre.

J. Berger, Y nuestros rostros, mi vida, breves como fotos

No hace mucho, apareció en nuestros periódicos una fotografía que circuló de forma viral por el gran caleidoscopio de la web: la imagen de un niño marfileño de ocho años llamado Adou que –sometido a los rayos X del puesto de control de la frontera de Ceuta– se reveló a los agentes, y posteriormente a los ojos de la gran platea occidental, en unas condiciones que rozan lo impensable: arrebujado en posición fetal en el interior de una maleta, como encerrado, tal y como alguien escribió, en un «útero artificial».

Para leer este artículo completo COMPRA ESTE NÚMERO o SUSCRÍBETE A LA REVISTA