#23 / Mayo-Junio 2017

Santiago Zabala

La llamada al orden de Trump

© Nuria Frago, www.nuriafrago.wordpress.com

Un impulso hacia el orden informa la ideología, las políticas y los valores del presidente Trump. Esto es evidente no sólo en su relación alternativa con los hechos, sino también en su necesidad de «hacer que América sea grande otra vez». Aunque durante su campaña no quedaba claro a qué América se refería, es evidente tras sus primeras órdenes ejecutivas que la América que concibe busca poner tanta distancia como sea posible entre ella y la «sociedad abierta» de Karl Popper. El filósofo austríaco desarrolló esta idea (expuesta inicialmente por Henri Bergson) mientras estaba exiliado en Nueva Zelanda justo antes de la Segunda Guerra Mundial, esto es, cuando Europa sucumbía ante los regímenes autoritarios. Popper definió la sociedad abierta como una sociedad «en la que los individuos se enfrentan a decisiones personales» en oposición a una «sociedad mágica o tribal o colectivista». En la primera, nadie es poseedor de la verdad última porque se reconoce que la gente puede tener diferentes puntos de vista, intereses y valores. En la segunda, la verdad es impuesta por los que ejercen el poder.

Para leer este artículo completo COMPRA ESTE NÚMERO o SUSCRÍBETE A LA REVISTA