#5 / Mayo-Junio 2014

Enric Canet

Fracturas de España

Liberar la caridad

Mukhtar Ahmed, paquistaní de 41 años, trabaja ocho horas al día, siete días a la semana, buscando chatarra en los contenedores de basura para poder ganar de cinco a diez euros diarios. Tuvo que exiliarse de Pakistán a consecuencia de graves problemas familiares. Vivía al lado de la fábrica de la calle Puigcerdá de Barcelona antes de que fuera desalojada en 2013.

Reportaje Forging Life. 29 de Noviembre de 2012 © Àngel García

Los bancos tienen nuevas previsiones económicas: empiezan a vislumbrar brotes verdes. De la misma opinión son los partidos que gobiernan en las diversas administraciones. Contrariamente, los partidos de la oposición, los movimientos sociales, las entidades del tercer sector y mucha parte de la ciudadanía no tienen la misma percepción. Por este motivo, el debate político se realiza desde dos visiones antagónicas, contaminadas porque los partidos y, a veces, las entidades sociales están más pendientes del rédito comunicativo y de las estrategias organizativas. Así, no hay manera de realizar un análisis consensuado que nos aproxime a un diagnóstico ajustado de la situación que se ha generado desde la crisis económica. Disponemos de muchísimas cifras pero da la sensación de que sólo para justificar una u otra estrategia o una aparición en los medios de comunicación. Ante ellas, las políticas públicas han actuado pero no han atajado las consecuencias sociales de la crisis.

Para leer este artículo completo COMPRA ESTE NÚMERO o SUSCRÍBETE A LA REVISTA