#28 / Marzo-Abril 2018

Keith Lowe

Libertad es una palabra bonita

Cómo nos cambió la Segunda Guerra Mundial

Garry Davis saliendo del Ministerio del Interior en Londres, en 1961. Autor sin determinar. United Archives/Contacto

Libertad es una palabra bonita. Es algo que todos anhelamos de forma instintiva: libertad con respecto a los estudios o el trabajo, a nuestros padres o hijos, las presiones económicas, las expectativas de la sociedad y otras tiranías. Las naciones también ansían la libertad. En el momento de escribir estas líneas, los nacionalistas catalanes piden su independencia de España; Gran Bretaña negocia su salida de Europa y Estados Unidos se desentiende de sus históricas y onerosas obligaciones para con el resto del mundo. Todos ellos actúan en nombre de la libertad.

Para leer este artículo completo COMPRA ESTE NÚMERO o SUSCRÍBETE A LA REVISTA