#25 / Septiembre-Octubre 2017

La Revolución de 1917

¿Qué nos importa la Revolución Rusa un siglo después?

Mark Edele

Soldados de la guardia nacional ucraniana asisten a un oficio religioso con motivo de la Epifanía ortodoxa en una base militar cerca de Lviv, al oeste de Ucrania, 19 de enero de 2016 © Rafael Yaghobzadeh, Premio Rémi Ochlik 2017. Obra expuesta en la 29ª edición del festival de fotoperiodismo de Perpiñán Visa pour l’image (2-17 de septiembre 2017)

Lo que vino en llamarse la «Revolución Rusa» fue todo un cúmulo de revoluciones, de guerras civiles y nacionales y de sublevaciones, todo ello profundamente enredado con la Primera Guerra Mundial. Primero tuvieron lugar la Revolución de Febrero y la Revolución de Octubre, circunscritas en un primer momento a la Rusia urbana, y en particular a Petrogrado. Las dos combinaron un rápido cambio político con una revolución social impulsada por una clase trabajadora cada vez más radicalizada. En segundo lugar hubo una revolución rural, o, más exactamente, un cúmulo de revoluciones rurales, diferentes en sus detalles dependiendo de la región donde se produjeran. En tercer lugar, hubo un amotinamiento militar generalizado en contra de la guerra. Y en cuarto lugar, hubo una amplia variedad de revoluciones antiimperialistas y nacionales de las minorías no rusas de la periferia del imperio contra el control ejercido por el centro ruso. En conjunto, todas aquellas turbulencias polifacéticas y complejas, a menudo increíblemente violentas, constituyeron un proceso interdependiente que se extendió desde 1916, cuando una insurrección en Asia Central inauguró el periodo revolucionario, hasta mediados de la década de 1920, cuando se logró una pacificación completa de la mayoría de las regiones de lo que había pasado a ser la Unión Soviética. Ese proceso resulta difícil de captar en su totalidad y de narrar de una forma mínimamente coherente. Así pues, quienquiera que rememore esta revolución, siempre tendrá que señalar y elegir.

Para leer este artículo completo COMPRA ESTE NÚMERO o SUSCRÍBETE A LA REVISTA