#26 / Noviembre-Diciembre 2017

¿Qué es el progreso hoy?

El pasado del progreso

Ramón González Férriz

El Walt Disney’s Carousel of Progress es una atracción que se encuentra en el parque Magic Kingdom del Walt Disney World Resort. Fue creada por Walt Disney y WED Enterprises para ser incluida en el pabellón de la General Electric (GE) de la Exposición Universal de Nueva York de 1964

La idea de progreso es tan poderosa que muchas veces olvidamos lo ubicua que es. Y, al mismo tiempo, pensamos constantemente en el progreso. Por supuesto, qué entendemos por progreso depende de nuestra ideología o, simplemente, de nuestros objetivos vitales. Sin embargo, la mayor parte del tiempo damos por hecho que siempre es posible avanzar, aumentar las ganancias o utilizarlas con mejor criterio, conseguir un mundo mejor. Tiene sentido que sea así porque, de hecho, los humanos llevamos siglos progresando, aunque haya sido con notables retrocesos puntuales. Pero, si bien el progreso es un objetivo plenamente racional, posible y deseable, lo cierto es que lo hemos convertido en una especie de religión laica y hemos llegado a pensar que puede ser constante e ilimitado.

Para leer este artículo completo COMPRA ESTE NÚMERO o SUSCRÍBETE A LA REVISTA