#6 / Julio-Agosto 2014

Josep Maria Vallès

Política y modernidad

Por una regeneración democrática

Una insatisfacción creciente y compartida

Una relación siempre incómoda. es la que ha mantenido y mantiene la sociedad española con la política. No es cosa de hoy. Pero esta relación se ha hecho mucho más agria. No se trata de algo raro o exclusivo. El fenómeno –desafección, malestar, malaise, disaggio, Verdrossenheit…– se registra también desde hace años y con intensidad creciente en otros sistemas políticos europeos, tanto en los que exhiben una práctica democrática más antigua, como en los que la han desarrollado en época más reciente. Desde los años 70 del siglo pasado abunda una literatura académica en ciencia política y sociología que pretende caracterizar este fenómeno y describir su evolución. Sus recomendaciones –hay que reconocerlo– no han contribuido demasiado a mejorar la situación que analizaban.

Para leer este artículo completo COMPRA ESTE NÚMERO o SUSCRÍBETE A LA REVISTA