#27 / Enero-Febrero 2018

Jordi Balló y Alan Salvadó

“El Sopar” y la sombra de Puig Antich

Portabella plantea el rodaje a los invitados de El sopar. Imagen del filme

El mismo día que se rodó clandestinamente El sopar (1974) de Pere Portabella, el militante anarquista Salvador Puig Antich había sido ejecutado por el régimen franquista. En el filme, que explora la condición del preso político a partir de una conversación entre militantes antifranquistas que acaban de salir de la cárcel, no existe ningún trazo explícito de este suceso. Pero a partir del momento, casi treinta años después, en que este vínculo entre los dos hechos fue conocido y trascendió a la opinión pública, la recepción crítica de la película varió, y se introdujo esta coincidencia en su sinopsis, estableciendo así un paradigmático caso de anacronismo desde el punto de vista del espectador: la percepción de El sopar no sería la misma según el paso del tiempo transcurrido. En este artículo se analiza la evolución de la recepción crítica y social del filme a partir de este factor diferencial y se indaga en las consecuencias de esta ausencia, algo perfectamente coherente con el concepto de radicalidad fílmica y política de Portabella.

Para leer este artículo completo COMPRA ESTE NÚMERO o SUSCRÍBETE A LA REVISTA