#6 / Julio-Agosto 2014

Marina Subirats

Una utopía disponible

La Cataluña independiente

Quienes vivimos en Cataluña en este 2014 sabemos hasta qué punto ha subido la fiebre del independentismo, la ilusión por una Cataluña independiente que implica sobre todo una Cataluña distinta, aún sin definir, pero en la que por fin podremos ser lo que queramos. La excitación, la esperanza, la efervescencia, han vuelto a la sociedad catalana. ¡Qué lejos parecen ya momentos como el de la votación del Estatuto Catalán en 2006, cuando sólo un 48,8% de la población acudió a las urnas para refrendarlo! La atonía política, el desinterés que mostraba entonces la ciudadanía se ha trocado en un entusiasmo capaz de impulsar un proyecto que, de momento, se sustenta básicamente en este ímpetu, dado que carece de apoyos externos y se enfrenta a enormes dificultades.

Para leer este artículo completo COMPRA ESTE NÚMERO o SUSCRÍBETE A LA REVISTA