#5 / Mayo-Junio 2014

EDITORIAL

Josep Ramoneda

Del futuro al presente

¿Qué fue del futuro? en un país en el que el 64 por ciento de los jóvenes de entre 19 y 34 años vive en casa de sus padres hablar de futuro parece una broma. La idea ilustrada de progreso se conjugaba con la idea de emancipación y ésta sólo es posible si cada cual es capaz de asumir la experiencia autónoma de la vida. En el momento en que la humanidad dispone de unas prótesis tecnológicas de una potencia sin precedentes, el futuro aparece como un horizonte enormemente confuso y la idea de progreso que asociaba ciencia, cultura, libertad y bienestar se ha desdibujado. El progreso ya sólo es tecnológico. De pronto, han desaparecido las fantasías de un mundo mejor, donde los ciudadanos crecieran en armonía y plenitud, que estaban contenidas en unas filosofías de la historia, entendidas, bajo la influencia cristiana, como camino de redención. «La concepción de la historia como un proceso lineal y progresivo se ha revelado inconsistente», escribía Octavio Paz en Los hijos del limo.

Leer más (Texto en abierto)

SUMARIO

Estampa

¿Qué fue del futuro?


Antoni Castells i Oliveres

Contra la austeridad expansiva


Fracturas de España


Galería

Entrevista

Toni Ramoneda

Jacques Guilhaumou

Clásicos

Dick Howard

André Gorz

Relato