NOTICIAS

El blog de Josep Ramoneda

Obscenidad

Donald Trump liquida la división del trabajo sobre la que se asentaba el sistema político emanado de la revolución conservadora de los años ochenta, en el que los empresarios mandaban en la economía y los políticos y los expertos dirigían las instituciones públicas, bajo el principio “no hay alternativa”. El presidente y un grupo de multimillonarios amigos han decidido salir de las bambalinas y ocupar directamente la escena. Y se han puesto a gobernar, dando a los empleados (políticos y expertos) por despedidos. Enseñar las vergüenzas del sistema en público es obscenidad. Y es esta falta de pudor de Trump la que ha dejado sin coartada a unos y a otros, la que ofende. Por eso lo llaman antisistema.

 


COMPARTIR EN:

FacebookTwitter

ARCHIVO DE NOTICIAS