NOTICIAS

La Maleta de Portbou

Utopías del vivir sin trabajar, de Patricia Vieira

Puedes leerlo en La Maleta 23: “Uno de los rasgos positivos de la utopía imaginada por Tomás Moro hace 500 años, en 1516, fue su concepción del trabajo.

Moro, quien acuñó la palabra utopía y la puso como título a su obra, postuló que todos los habitantes de su isla imaginada, hombres y mujeres, tenían que trabajar sólo seis horas al día. Entonces podrían dedicar el resto de su tiempo a los pasatiempos o a los intereses intelectuales”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


COMPARTIR EN:

FacebookTwitter

ARCHIVO DE NOTICIAS

NOTICIAS RELACIONADAS

La Maleta de Portbou

05/07/2017

¡Ya ha salido La Maleta 24! La presentamos en La Central de Mallorca, en Barcelona.

En el  dossier de este número nueve académicos de disciplinas y generaciones diversas responden a la pregunta: ¿Qué nos hace humanos? De las encrucijadas de este principio de siglo trata José Ovejero, que nos advierte de cómo la actual globalización, a diferencia de la de finales del siglo XIX, ha generado distopías colectivas y las pocas utopías han sido de redención individual, al modo de las fantasías transhumanistas.  Andrew Keen nos advierte que «la tecnología nunca es una solución», sino que nos exige siempre.  Gregorio Martín afronta la cuestión central del trabajo en la era de la digitalización, que la política elude sistemáticamente por miedo a tener que revisar mitos estructurales de la sociedad: el trabajo como centro de todo. La Galería Beagle 2.0″ rememora virtualmente con  imágenes de Google Street View el rastro del viaje que Darwin realizó alrededor del mundo entre 1831 y 1836 a bordo de un galeón de la Armada Real Inglesa. Andreas Huyssen vincula “Bannon, Trump y la Escuela de Fráncfort”. ¡Y más!

Puedes consultar el Sumario aquí.

La Maleta de Portbou

20/06/2017

Educar en un mundo cambiante: “Aprender cómo ver”, entrevista a Judith Butler.

Puedes leerlo en La Maleta 23:

“Cuando estuve en El Cairo en otoño de 2010, justo tres meses antes de la revuelta de la plaza Tahrir, asistí a una cena con un montón de académicos que estaban algo deprimidos. Y pregunté: ¿qué posibilidades hay de que alguna vez haya una revuelta contra el régimen de Mubarak? Ellos se rieron y se burlaron de mí y contestaron de forma relativamente unánime que eso no sucedería nunca.”