#36 / Julio - Agosto

Ecologismo y barbarie

La política del green new deal

Héctor Tejero

Vivir entre lo que queda atrás, de Mario Cruz, 2 de octubre de 2018. Tercer premio del concurso de fotografía World Press Photo 2019, Medio Ambiente. Un niño recolector de material reciclable yace en un colchón rodeado de basura que flota en el río Pasig, en Manila, Filipinas. Este río fue declarado biológicamente muerto en la década de 1990, debido a la contaminación industrial y los desechos que son arrojados por comunidades cercanas que viven sin la infraestructura de saneamiento adecuada. Un informe de 2017 de Nature Communications cita el Pasig como uno de los veinte ríos más contaminados del mundo, con hasta 63.700 toneladas de plástico depositadas en el océano cada año. Esta fotografía se ha podido ver en el World Press Photo 2019, entre el 27 de abril y el 26 de mayo, presentado en el Centre de Cultura Contemporànea de Barcelona, organizada por la Fundación Photographic Social Vision. © Mario Cruz

 

Nos encontramos en medio de la peor crisis ecológica que jamás ha enfrentado la humanidad. Una crisis que va a condicionar el desarrollo o involución de las sociedades en que vivimos durante las próximas décadas y de la que el cambio climático es su dimensión más conocida y aterradora. El aumento de la concentración atmosférica de gases de efecto invernadero debido a la quema de combustibles fósiles y a la deforestación han causado ya un aumento de 1,1 ºC respecto a la etapa preindustrial y, de no tomar medidas urgentes y radicales en los próximos diez años, nos condenan a sufrir, como mínimo, aumentos de 3-4 ºC a finales de siglo. Un aumento que muchos consideran incompatible con la existencia de una civilización humana compleja. Suele decirse que hay tres maneras de enfrentarse al cambio climático: mitigar sus causas, adaptarse a sus consecuencias o el sufrimiento. Las próximas décadas se nos plantean como una difícil y dolorosa negociación con este «trilema». Dicho de otra forma, lo queramos o no, el cambio climático va a transformar completamente las sociedades en las que vivimos. Según el informe de 2018 de la ONU sobre la Brecha de Emisiones, dadas las tecnologías actualmente existentes, los primeros pasos de una transición ecológica de la sociedad ya están al alcance de la mano en muchísimos sectores. Simplemente falta voluntad política. Lo que realmente está en disputa es el sentido de estas transformaciones: qué medidas se van a tomar, cuándo se van a tomar y, por tanto, quién se va a beneficiar y quién va a salir perjudicado preferentemente por su aplicación. Este tipo de cuestiones y las pugnas por las cuales se resuelven es lo que conforman el núcleo mismo de la política. Por eso, a día de hoy el cambio climático es una cuestión eminentemente política.

Para leer este artículo completo COMPRA ESTE NÚMERO o SUSCRÍBETE A LA REVISTA