#12 / Julio-Agosto 2015

Entrevista

Byung-Chul Han

El deseo se alimenta de imposibles

Wolfram Eilenberger

© Michael Hudler

La trayectoria de Byung-Chul Han es sorprendente: a los veintidós años abandonó Corea con destino a Alemania para estudiar Metalurgia, aunque al final se decantó por la Filosofía. Para él, nuestra sociedad, prisionera del narcisismo, de la actividad incesante y del culto a la acción, agota el deseo en su origen. Un pensamiento incisivo y diáfano que vale la pena descubrir.

Para leer este artículo completo COMPRA ESTE NÚMERO o SUSCRÍBETE A LA REVISTA