#43 / Noviembre-Diciembre 2020

Pere Puigdomènech i Rosell

Ciencia en la que confiar

© Alba Feito, www.albafeito.com

Cuando se les pregunta a los ciudadanos españoles qué colectivo les inspira más confianza, los científicos se sitúan de manera reiterada en primera línea, a menudo compartida por los médicos. Los barómetros de opinión en Europa confirman esta opinión con matices de unos países a otros. En porcentajes más bajos, también en Estados Unidos los ciudadanos consideran que los científicos actúan en beneficio de los ciudadanos igual que lo hacen los militares, un colectivo altamente valorado en aquel país. Esto no impide que cuando son preguntados por contenidos científicos los ciudadanos, en mayor medida los estadounidenses que los europeos, sorprenden por los bajos niveles de conocimiento científico ni que existan minorías en las que perviven creencias muy alejadas de este ni que colectivos de la derecha alternativa hayan hecho de la ciencia uno de los objetivos de sus ataques. Se han producido incluso comportamientos agresivos contra la ciencia en el marco de cuestiones especialmente controvertidas, como la investigación con animales o el caso extremo de Unabomber que entre 1978 y 1995 envió cartas bomba que llegaron a matar a tres científicos.

Para leer este artículo completo COMPRA ESTE NÚMERO o SUSCRÍBETE A LA REVISTA