#5 / Mayo-Junio 2014

Rodrigo Fresán

¿Qué fue del futuro?

Ciencia-ficción. En busca del tiempo perdido

I’ve seen the future, brother:

It is murder.

Leonard Cohen, «The Future»

10

Hay muchos que lo escriben sin guión, separando el término en dos partes, como seccionándolo limpiamente con un sable láser. Otros prefieren ponerlo todo junto, como si fuese una sola palabra, como centrifugándolo y fundiéndolo en ese artefacto donde un hombre y unas moscas se funden y se confunden. Yo –y llevo años luz luchando contra las «sugerencias» de correctores fundamentalistas y reales y académicos y españoles– me niego a entregar ese guión que me parece clave, definitivo, definitorio. Porque si imaginar el incierto futuro (ficción) implica el pensar en el supuestamente cierto pasado (ciencia); entonces ese guión-apéndice-puente interestelar o interdimensional no es otra cosa que el presente (que no es otra cosa que ese brevísimo y constante momento que separa y une a lo que fue con lo que será) desde donde pensamos en cosas como la ciencia-ficción.

Para leer este artículo completo COMPRA ESTE NÚMERO o SUSCRÍBETE A LA REVISTA