#1 / Septiembre-Octubre 2013

Achille Mbembe

Crítica de la razón negra

Europa ya no constituye el centro de gravedad del mundo. Tal es, en efecto, el acontecimiento o, en todo caso, la experiencia fundamental de nuestra época. Y, tratándose de medir todas las implicaciones y de extraer todas las consecuencias, sólo estamos justamente en el inicio.1 Por lo demás, ya sea que esta revelación resulte gozosa, que suscite asombro o que nos sumerja más bien en el aburrimiento, una cosa es cierta: este desclasamiento abre nuevas posibilidades –pero también es portador de peligros– para el pensamiento crítico, y es en parte lo que se esfuerza en examinar este ensayo. 

Para leer este artículo completo COMPRA ESTE NÚMERO o SUSCRÍBETE A LA REVISTA