#43 / Noviembre-Diciembre 2020

Entrevista

Filosofía en el hospital

Cynthia Fleury

«Defiendo una aproximación “capacitante” de la vulnerabilidad.»

Pilar Gómez Rodríguez

© Francesca Mantovani

Lugares de paso, no-lugares, lugares malditos adonde se teme entrar porque se teme no salir, pero también, como recuerda la filósofa francesa Cynthia Fleury (París, 1974) en esta entrevista, los hospitales son «lugares donde a diario y de forma cotidiana se experimenta el sentido de la vida, el riesgo de la muerte, las vulnerabilidades múltiples». Lugares, pues, filosóficos donde los haya, esta psicoanalista y reputada ensayista ha hecho del hospital su centro de trabajo, su particular «oficina». Convencida de que no es lo mismo importar y aplicar los conocimientos filosóficos construidos fuera, de forma externa y por tanto ajena, que los que pueden surgir dentro de un centro sanitario, Fleury es la responsable de la Cátedra de Filosofía del Hospital de Psiquiatría y Neurociencias GHU (grupo hospitalario universitario) de París. Desde allí lleva a la práctica un novedoso programa de cuidados abierto a pacientes, familias, personal sanitario, que implica a todos ellos y que tiene la ambición de intervenir en la sociedad. Defiende, como escribe en su libro Le soin est un humanisme (Gallimard, 2019), que «este es el camino eterno del humanismo: el hombre buscando construirse, crecer, entrelazarse con sus camaradas, para hacer crecer el conjunto, y no sólo a sí mismo, dando el derecho a la ética y a los demás seres humanos. Cuando la civilización no es cuidado, no es nada», concluye. De su singular proyecto, de ese libro, de viejas y nuevas vulnerabilidades, de personas enfermas y sociedad enfermas y de si un cuidado distinto y mejor tiene implicaciones democráticas y puede transformar el mundo hablamos con ella.

Para leer este artículo completo COMPRA ESTE NÚMERO o SUSCRÍBETE A LA REVISTA