#9 / Enero-Febrero 2015

Galería

Ébola, el mal de un mundo enfermo

Samuel Aranda

Miembros de Médicos Sin Fronteras trabajan sin descanso para construir un nuevo centro de atención para enfermos de ébola en Macenta, una pequeña población en la frontera entre Guinea Conakry y Liberia. Esta región es una de las más inaccesibles y en las que resultan más difíciles las labores de cooperación debido a que la poblaciónlocal no siempre está abierta a recibir extranjeros
© Samuel Aranda

Ya estamos a salvo: Teresa Romero se ha curado y las noticias sobre el ébola casi han cesado. Es como si de repente el terrible virus que se ha cobrado, de momento, la vida de más de 5.000 africanos hubiese desaparecido por arte de magia.

Esta crisis ha dejado al descubierto las carencias de muchos países de África Occidental, sobre todo en cuanto a sus sistemas de salud, casi inexistentes. Las grandes riquezas de dichos países están en manos occidentales, lo que hace muy difícil cualquier tipo de avance económico y social, y esto unido a los altos índices de corrupción forma un cóctel perfecto para que el ébola haga estragos. Ante la actual pandemia, se ha tardado demasiado en reaccionar y se ha hecho tarde y mal.

Para leer este artículo completo COMPRA ESTE NÚMERO o SUSCRÍBETE A LA REVISTA

HAS AÑADIDO ESTE PRODUCTO

a La Maleta de la compra!