#52 / Mayo-Junio 2022

Ucrania: ¿una nueva guerra mundial?

El contexto geopolítico en el sur de Asia ante la guerra en Ucrania

Antía Mato Bouzas

Guerra en Ucrania. © Serhiy Mikhalchuk

La actual guerra de Putin en Ucrania se suele analizar desde una perspectiva fundamentalmente europea y occidental, en gran parte porque el escenario bélico se sitúa en las fronteras de la Unión Europea y sus consecuencias han sido inmediatas para sus países miembros. Por el contrario, al otro lado del mapa, en las postrimerías asiáticas del gran territorio ruso, las tres principales potencias nucleares han reaccionado a la invasión de Ucrania por Putin de una manera similar. Mantienen una equidistancia formal, pero a la vez expresan una ligera preferencia por Moscú. Durante las dos primeras semanas de la invasión, el mundo occidental (en sentido amplio) ha mirado particularmente hacia China, por su capacidad para modificar el curso de los acontecimientos. Dadas las buenas relaciones entre Moscú y Pekín, se esperaba que China pudiese mediar en el conflicto, algo que no ha ocurrido por el momento, a pesar de las críticas de varios historiadores e intelectuales chinos, que temen la factura que esta posición puede pasar al país.

Para leer este artículo completo COMPRA ESTE NÚMERO o SUSCRÍBETE A LA REVISTA