#7 / Septiembre-octubre 2014

Luuk van Middelaar

El desconcierto europeo

El euro y Ucrania

El retorno de la política

El 1 de enero de 2011, poco después de la medianoche, tuvo lugar una ceremonia sobria pero conmovedora en la Ópera Nacional de Estonia, en Tallin. El primer ministro, Andrus Ansip, después de haber retirado los primeros euros de su país, volvió al vestíbulo y se dirigió a sus conciudadanos con estas palabras: «Antes que nada, para nosotros el euro significa la seguridad. El euro nos asegura la pertenencia de Estonia a Europa».

Para leer este artículo completo COMPRA ESTE NÚMERO o SUSCRÍBETE A LA REVISTA

HAS AÑADIDO ESTE PRODUCTO

a La Maleta de la compra!