#37 / Septiembre - Octubre

¿Qué es la salud planetaria? Vida en los límites del planeta

Geografía del bienestar

Rafael Vilasanjuan

República Democrática del Congo, 2012. En la primavera de ese año, el conflicto armado en el este se reanudó de nuevo. La zona de los Kivus volvía a incendiarse. Un gran número de personas hubo de desplazarse para buscar protección en los grandes núcleos de población y hubieron de crearse zonas insalubres donde poder acomodar a todos los desplazados. El hacinamiento, la falta de agua y comida y las pésimas condiciones higiénicas hicieron saltar las alarmas sobre una posible epidemia de cólera. Al final sólo fue un susto, aunque hubo pacientes ingresados en un pequeño centro médico de Minova en periodo de observación. © Juan Carlos Tomassi/cortesía del autor

¿Hasta qué punto podremos mantenernos sanos en un planeta enfermo? Aunque pueda parecer reciente, el dilema no es nuevo, sólo es una evolución de la misma lógica que, a mediados del siglo XIX llevó a Ildefons Cerdà a hacerse la pregunta, entonces a escala local, de cómo hacer de Barcelona una ciudad más saludable. Cerdà tenía la idea de conseguir un urbanismo humano que proporcionara bienestar y promoviera mayor igualdad. Su estudio sobre las condiciones de vida de los barceloneses que residían en el interior de una urbe amurallada le llevó a buscar respuesta a los tres principales problemas que tenía entonces la ciudad antigua: densidad, movilidad y mortalidad.

Para leer este artículo completo COMPRA ESTE NÚMERO o SUSCRÍBETE A LA REVISTA