#38 / Noviembre - Diciembre

Daniel Gamper

Grietas en el orden

A propósito de la trilogía de Jesús de J. M. Coetzee

© Ka, www.holasoyka.com

 

Al parecer, la intención inicial de Coetzee al enviar el manuscrito del primer libro de la trilogía de Jesús era publicarlo sin título, como una obra de arte abstracta. Los editores le desaconsejaron la idea y finalmente la intituló como ya conocemos, La infancia de Jesús, propiciando que la lectura se vea cubierta por la sombra infinita del mensaje cristiano. Las dos secuelas, Los días de Jesús en la escuela y La muerte de Jesús, invitan a una lectura alegórica del conjunto, convirtiéndolo en una caja de resonancia potentísima con la que Coetzee vincula su obra a los temas centrales de la tradición espiritual occidental.

Para leer este artículo completo COMPRA ESTE NÚMERO o SUSCRÍBETE A LA REVISTA