#17 / Mayo-Junio 2016

Galería

Kibutz Ein Gedi

Un mundo de ilusiones

Mihail Moldoveanu

Entender algo de Oriente Medio pasa por visitar detenidamente el Monte de los Olivos de Jerusalén; las tumbas se extienden en todas las direcciones, de forma interminable, con su mar de preguntas…
© Mihail Moldoveanu

Ein Gedi. Llegué allí en enero de 2011, en una excursión al mar Muerto. Y me acompaña desde entonces el recuerdo de este kibutz con aspecto de ciudad-jardín exuberante, tan exótico en medio de aquella asperidad. Cuatrocientos metros bajo el nivel del mar, el bíblico desierto de Judea… Pensé que debía de haber sido una versión del Edén soñado para muchos de los que se embarcaron en la aventura de venir a vivir a estas tierras remotas. Dejando atrás territorios conocidos, con su sinfín de adversidades, por un nuevo empezar.Partiendo «de la nada». Gente que compartía la vocación de crear una utopía: un mundo nuevo, una vida plasmada dentro de los arquetipos de la bondad.

Para leer este artículo completo COMPRA ESTE NÚMERO o SUSCRÍBETE A LA REVISTA