#11 / Mayo-Junio 2015

Clásicos

La construcción de la democracia

Thomas Mann y la Montaña Mágica

Antoni Marí

Thomas Mann en 1916.

El hilo de la historia es relativamente simple: Hans Castorp llega al sanatorio antituberculoso de Davos, en los Alpes suizos, para visitar a su primo Joachim donde está internado. Se quedará con él tres semanas antes de entrar a trabajar como ingeniero y acceder a la vida adulta. A los pocos días de instalarse, el médico del centro descubre que tiene una importante deficiencia pulmonar y le recomienda que se quede en la montaña para curarse. De esta manera, Hans deja de ser un visitante para convertirse en un paciente, y si tenía previsto estar tres semanas vivirá en el sanatorio de Berghof siete años, hasta que «el acontecimiento imprevisto» de la declaración de la guerra de 1914 lo libere de la fascinación que la Montaña Mágica ha ejercido sobre él durante todo este tiempo. Cuando baje al llano se encontrará con «la fiesta de la muerte» que es la Primera Guerra Mundial.

Para leer este artículo completo COMPRA ESTE NÚMERO o SUSCRÍBETE A LA REVISTA