#41 / Mayo-Junio 2020

Weimar: el fin de las certezas

La gran confrontación filosófica

El debate entre Ernst Cassirer y Martin Heidegger en la montaña mágica

Pau Pedragosa

© Camila Berazain

El debate de Davos

Los filósofos Ernst Cassirer y Martin Heidegger se reunieron en 1929, entre el 17 de marzo y el 6 de abril, para un debate público en la ciudad de Davos, en los Alpes suizos, lugar del mítico sanatorio Berghof de La montaña mágica de Thomas Mann. El encuentro se hizo en el marco de un curso internacional organizado por los Gobiernos alemán y francés con el fin de reconciliar a los intelectuales y académicos de ambos países, diez años después del final de la Gran Guerra que tanto había dañado sus relaciones. El tema que reunía a los filósofos era la pregunta: ¿Qué es el hombre? Después de las conferencias presentadas por los respectivos filósofos, tuvo lugar la famosa disputa entre ambos. Este debate fue uno de los más grandes antagonismos culturales de la República de Weimar y, a lo largo del tiempo, ha adquirido un carácter casi legendario y se ha convertido en un episodio clave de la historia europea de las ideas. Davos escenificó el choque entre dos concepciones diferentes de la filosofía, de la cultura y dos imágenes antitéticas del ser humano. Por un lado, Cassirer, heredero de Kant, Goethe y Schiller, era el representante más eminente del humanismo ilustrado y un judío cosmopolita. Por otra parte, Heidegger, autor de una filosofía fundamentalmente nueva, la filosofía existencialista, quería sustituir las tendencias humanistas y racionalistas de progreso y libertad.

Para leer este artículo completo COMPRA ESTE NÚMERO o SUSCRÍBETE A LA REVISTA