#36 / Julio - Agosto

Daniel Innerarity

La política, como la vida

Artificial bridge and trees, de Mario del Curto, Dubái, 2018. Fotografía perteneciente a la exposición Plant Humanity, The Deployed Garde, presentada en el marco de Les Rencontres de la Photographie de Arles, 2019, entre el 1 de julio y el 22 de septiembre. El autor ha viajado durante diez años alrededor del mundo explorando la relación entre el hombre y las plantas. Este trabajo se ha publicado también en Plant Humanity, Actes Sud, 2019, con el apoyo de la Confederación Suiza, Pro Helvetia, Fundación Suiza. © Mario del Curto

 

El mundo político diseñado en la modernidad y del que en una gran medida somos herederos fue pensado desde el paradigma de la ciencia mecánica y en contraposición al medio natural. Nuestros sistemas políticos se han construido como ensamblajes de autores humanos, lo que implica no sólo la exclusión de plantas, animales y entornos naturales de su horizonte de consideración y relevancia, sino la imposibilidad de servirse del modelo biológico para pensar las organizaciones políticas. La vida política sería lo contrario de la vida natural.

Para leer este artículo completo COMPRA ESTE NÚMERO o SUSCRÍBETE A LA REVISTA