#34 / Marzo - Abril

Relato

Las cirugías del yo

Existir en el siglo XXI

Toni Ramoneda

© Javi Royo, www.javirroyo.com

Tomar la plaza

Hace mucho tiempo, miles de personas salieron a la calle para ocupar la Puerta del Sol de Madrid al grito, entre otros, de «No nos representan». Donald Trump era entonces un excéntrico millonario de Estados Unidos que conocían principalmente algunos fans de los Simpsons, Brasil era el laboratorio de las nuevas revoluciones latinoamericanas, Italia por fin se quitaba de encima a Berlusconi y la primavera todavía era árabe. En Francia, una pequeña revista satírica estiraba sus cuentas para no echar el cierre pese a la pérdida de lectores que ya no veían en su humor provocador e insolente más que una reliquia de otros tiempos aún más lejanos, Michel Houellebecq, autor igualmente provocador, posmoderno y adulado no había publicado aún Sumisión, una fábula sobre una República francesa en la que llega al poder un partido musulmán moderado, algo así como un partido democratacristiano, pero de los que dan miedo, claro, porque cristiano y demócrata se entiende, pero musulmán suena a farol, y Emmanuel Macron era un joven banquero con un futuro prometedor. De todo esto hace tanto tiempo que incluso Houellebecq ha pasado de la Sumisión, el libro que publicó en 2015 y que salía a la venta el mismo día en que dos terroristas acababan con la vida de los redactores de Charlie Hebdo, la revista que estiraba sus cuentas y que resucitó de la forma más macabra e irreverente posible, à la Serotonina, su última novela. Hace mucho tiempo de todo ello, yo diría exactamente siete años y medio, que son los que han transcurrido desde la publicación de otra novela, esta de un autor español, Alberto Olmos, titulada Ejército Enemigo, en la que a un personaje se le oía decir que «la representación ha fracasado».

Para leer este artículo completo COMPRA ESTE NÚMERO o SUSCRÍBETE A LA REVISTA