#37 / Septiembre - Octubre

¿Qué es la salud planetaria? Vida en los límites del planeta

Las humanidades y la promoción del bienestar planetario

Carla Lancelotti

Entrevistas etnoarqueológicas a cultivadores de sorgo en el estado de Sinh (Pakistán) realizadas en el marco del proyecto Raindrops (ERC-STG2017 759800) en octubre de 2018. © Raindrops/cortesía de Raindrops

El concepto de bienestar planetario engloba el bienestar de los seres vivos, tanto personas como sujetos no humanos, y la sostenibilidad de los ecosistemas de la Tierra. Así, el estudio de los sistemas y dinámicas socioecológicos, modernos y pasados, representa uno de los marcos teóricos más interesantes para afrontar los retos sociales que afectan a las poblaciones y a la sostenibilidad de los recursos de nuestro planeta. Son centrales para el bienestar planetario ideas tales como la seguridad alimentaria, el desarrollo de medios de subsistencia saludables, la sostenibilidad de los recursos hidrológicos o la salvaguardia de ecosistemas sanos y productivos. Estos conceptos, aunque se hayan formalizado en épocas relativamente recientes, representan desafíos a los cuales la humanidad ha tenido que enfrentarse desde la aparición de las primeras sociedades organizadas en la prehistoria. Los grupos humanos que dependen de sus entornos para su supervivencia y desarrollo, y que no pueden contar con tecnologías modernas para aumentar la productividad de los recursos de los cuales dependen, favorecer su crecimiento más allá de unos determinados límites, o protegerlos desde factores adversos, son los que mejor saben que sociedad y ecología forman parte de un único sistema. Por tanto, en primer lugar el estudio de sociedades pasadas (arqueología) nos puede proporcionar datos interesantes sobre cómo el ser humano ha desarrollado sistemas socioecológicos complejos que han sobrevivido a cambios climáticos y ambientales, similares a los que podemos prever para las próximas décadas. Por otra parte, el conocimiento ecológico tradicional de sociedades de pequeña escala que hoy en día se enfrentan diariamente con la gestión de recursos escasos y que, como consecuencia, han desarrollado métodos muy eficaces y sostenibles de explotación, nos proporcionan ideas y elementos de reflexión sobre posibles alternativas de desarrollo sostenible.

Para leer este artículo completo COMPRA ESTE NÚMERO o SUSCRÍBETE A LA REVISTA