#13 / Septiembre-Octubre 2015

Juan José Tamayo

Las religiones monoteístas y el mediterráneo

El 3 de octubre de 2013, un barco pesquero libio que transportaba a unos 500 inmigrantes se hundió muy cerca de la costa de la isla italiana de Lampedusa. El trágico accidente causó la muerte de 366 de ellos, la mayoría provenientes de la castigada Eritrea y otras zonas de conflicto africanas. Un año más tarde, Francesco Zizola fotografió y filmó los restos del barco, atascados a 50 metros bajo la superficie marítima. Esta fotografía forma parte del proyecto La profundidad del silencio, que pudo verse en Barcelona en el marco del festival DOCfield>15 © Francesco Zizola, Noor

De mar abierto a frontera y  fosa común de muertos del sur

El Mediterráneo es un mar comercial, intercultural, interreligioso, interlingüístico, interétnico, interfilosófico, intercosmovisional, intercivilizatorio, puente entre tres continentes –Asia, África y Europa–, sin fronteras, hospitalario. Pero es también un mar de enfrentamientos bélicos, choques culturales, guerras de religiones, conflictos entre civilizaciones y generador de discriminaciones.

Para leer este artículo completo COMPRA ESTE NÚMERO o SUSCRÍBETE A LA REVISTA

HAS AÑADIDO ESTE PRODUCTO

a La Maleta de la compra!