#9 / Enero-Febrero 2015

Alex Ross

Los escépticos

Walter Benjamin, Theodor Adorno y la crítica a la cultura pop

En la novela de Jonathan Franzen de 2001 Las correcciones, un académico caído en desgracia llamado Chip Lambert, quien ha abandonado la teoría marxista en favor de la escritura de guiones, se dirige a la librería Strand, al sur de Manhattan, para vender su biblioteca de tomos dialécticos. Los trabajos de Theodor W. Adorno, Jürgen Habermas, Fredric Jameson y demás le costaron a Chip unos cuatro mil dólares en total; su valor al revenderlos asciende a sesenta y cinco. «Se alejó de sus acusatorios lomos, recordando cómo cada uno le había llamado la atención en una librería con la promesa de una crítica radical a la sociedad tardocapitalista», escribe Franzen. Tras otras tantas expediciones de venta de libros, Chip entra en una tienda gourmet y sale con un carísimo filete de salmón noruego salvaje. 

Para leer este artículo completo COMPRA ESTE NÚMERO o SUSCRÍBETE A LA REVISTA

HAS AÑADIDO ESTE PRODUCTO

a La Maleta de la compra!