#15 / Enero-Febrero 2016

Santiago Zabala

La ficción televisiva en el siglo XXI

Mundos imposibles y sensaciones

Unos días después de ver el último episodio de The Wire en 2008 me llamaron para trabajar en la Universidad Johns Hopkins. La primera cosa que me vino a la cabeza no fue lo prestigiosa que es dicha universidad, sino si la vida urbana de Baltimore sería tan peligrosa como la serie mostraba. Y resultó serlo. Dos años después me ocurrió algo similar con la película Biutiful de Alejandro González Iñárritu. Me llamaron para trabajar como profesor de investigación ICREA en Barcelona, donde se rodó. Como ya había visitado la capital catalana, sabía que no era tan cruda como la mostraba Iñárritu, pero en ese caso tampoco pude evitar hacer comparaciones. Pero ¿por qué hacemos este tipo de comparaciones continuamente? Quizás, como dice el filósofo Slavoj Žižek, estaba intentando entender la realidad: «Si quieres saber qué es en la realidad más real que la realidad misma, búscalo en la ficción cinematográfica». Este tipo de ficción es la que se está desarrollando ahora en las series de televisión.

Para leer este artículo completo COMPRA ESTE NÚMERO o SUSCRÍBETE A LA REVISTA