#52 / Mayo-Junio 2022

Ciudad casa naturaleza

Naturalezas y ciudades: visiones a través del paisaje

Clara Olóriz

«Muchas de las crisis en las que vivimos hoy en día son consecuencia de nuestra relación con la naturaleza, de forma muy evidente en la crisis climática o de forma menos directa en la crisis de la covid. Esta última ha sacado a la luz la relación entre naturaleza y ciudad, por la demanda de espacios al aire libre o las escapadas a “la naturaleza”.» @ Christopher Willan

Muchas de las crisis en las que vivimos hoy en día son consecuencia de nuestra relación con la naturaleza, de forma evidente en la crisis climática o de forma menos directa en la crisis de la covid. Esta última ha sacado a la luz la relación entre naturaleza y ciudad, por la demanda de espacios al aire libre o las escapadas a «la naturaleza». Para explorar la relación naturaleza y ciudad es necesario cuestionar ambos conceptos ya que tienen una historia y genealogía complicada que hace que se conceptualicen de diferentes formas, según las mentalidades. Por ejemplo, muchas veces entendemos la naturaleza en la ciudad como los árboles o parques urbanos, o incluso más recientemente las fachadas o techos verdes en los edificios. Por ende, una ciudad tiene una mejor relación con la naturaleza o es más verde cuantas más áreas verdes tiene. En muchos de estos casos, se considera que es muy beneficioso ya que la naturaleza provee a la ciudad de servicios ecosistémicos, como la absorción de contaminación o la reducción del efecto isla de calor. En otros casos, en un sentido algo más amplio, se considera la relación entre ciudad y naturaleza como los ecosistemas en los que se inserta la ciudad, por ejemplo cuando se sitúa en la vera de un río. Hoy, una ciudad resiliente respeta y se adapta a las dinámicas hidrológicas para evitar «desastres naturales», como son las inundaciones.

Para leer este artículo completo COMPRA ESTE NÚMERO o SUSCRÍBETE A LA REVISTA