#8 / Noviembre-diciembre 2014

Carol Galais

Jóvenes y precarios contra la vieja política

Ni pasamos, ni tragamos

El sociólogo americano Mike Males ha desmontado distintos mitos sobre la juventud norteamericana de los 90. Por ejemplo, que no eran más propensos que sus mayores al crimen, la drogadicción, el aborto o la apatía política, sino los chivos expiatorios ideales, los perdedores de una guerra declarada por los medios de comunicación. Tal vez porque la causa de los jóvenes españoles nunca ha tenido un campeón así, aquí persiste el arquetipo del joven «pasota». Hace años que el Pirri o el Torete crían malvas, y el pasota ya no roba coches ni da tirones, pero sigue «pasando», especialmente de política. 

Para leer este artículo completo COMPRA ESTE NÚMERO o SUSCRÍBETE A LA REVISTA