#13 / Septiembre-Octubre 2015

Carlos Sebastián

No hay cambio de modelo económico

La actual recuperación de la economía española es la consecuencia de la disminución de los salarios reales y de la caída del precio del petróleo, apoyados por un mejor pulso de la demanda, gracias a la depreciación del euro y a una menor restricción del crédito. Pero es frágil, y a medio plazo no se pueden esperar tasas de crecimiento altas y sostenidas.

No hay indicios de que se esté produciendo un cambio del modelo productivo que induzca un aumento sostenido de la productividad. Las propuestas de que para ello sería necesario emprender una sustancial mejora del sistema educativo y del sistema de I+D+I, siendo relevantes resultan excesivamente genéricas y, según cómo, poco operativas. Desde luego, el mero incremento de fondos destinados a esos dos sistemas no es, por sí mismo, la respuesta adecuada.

Para leer este artículo completo COMPRA ESTE NÚMERO o SUSCRÍBETE A LA REVISTA