#36 / Julio - Agosto

Galería

No todo lo sostenible es verde

Anatxu Zabalbeascoa

Torre Bolueta de VArquitectos. Edificio Passivhaus más alto del mundo

 

Lo sostenible puede empezar en casa, pero debe poner de acuerdo al mundo. Urge aprender a elegir el consumo, reciclar y ser responsable con el gasto energético y la producción de residuos, pero no se puede ser sostenible a pedazos. El planeta o se salva o se hunde entero. Por eso también es necesario explicar qué es la sostenibilidad y el alcance de lo que se puede hacer. En arquitectura, urbanismo y vida ciudadana, se puede hacer mucho: el cuidado del paisaje, su regeneración y hasta la transformación de vertederos en parques es una realidad. La circulación por las ciudades con vehículos no contaminantes, la posibilidad de caminar por la calle –aceras, sombra, semáforos, ausencia de gases reconocidos por la OMS como causantes directos de múltiples cánceres–, el aislamiento de los edificios, los materiales constructivos recuperables o producidos causando bajas emisiones, el ahorro energético en la vida diaria y en el proceso constructivo y la convivencia entre los ciudadanos hacen sostenible o insostenible un edificio, un barrio o una ciudad.

Para leer este artículo completo COMPRA ESTE NÚMERO o SUSCRÍBETE A LA REVISTA