#21 / Enero-Febrero 2017

Galería

Nothing but blue skies

Los artistas y el 11S

Mélanie Bellue y Jean-Paul Curnier

Hans Peter Feldmann, Frontpage, 2011. Detalle de la instalación

«Nothing but blue skies» es una canción escrita por Irving Berlin en 1926 que habla de un día de cielo azul en el que la vida parece perfecta. Interpretada por las mejores voces de Nueva York, el título se hace eco del color del cielo la mañana del 11 de septiembre de 2001. La intensidad de ese cielo azul participó en la creación de una escenografía cinematográfica en el que las Torres Gemelas de Manhattan se encontraron en el centro de una avalancha de imágenes sin precedentes. Difundidas en bucle y a tiempo real a través de los televisores del mundo entero, el relato de esa jornada marca una nueva era en la historia de los medios de comunicación. El acontecimiento ya no se entiende sin la imagen, ha sido concebido por ella y para ella.

Para leer este artículo completo COMPRA ESTE NÚMERO o SUSCRÍBETE A LA REVISTA