#34 / Marzo - Abril

Joaquín Estefanía

Qué queda del «luxemburguismo» un siglo después

Retrato de Rosa Luxemburgo (c. 1895-1905).

El 15 de enero de 1919 fueron asesinados Rosa Luxemburgo y Karl Liebknecht, los líderes de la izquierda socialdemócrata y fundadores del Partido Comunista de Alemania por unos escuadrones de la muerte formados por soldados prusianos. Pero los autores intelectuales, por acción u omisión, fueron los principales dirigentes del Partido Socialdemócrata (SPD) –Ebert, Scheidemann, Noske– que, hasta hacía poco tiempo, habían sido sus camaradas y con los que habían roto política y personalmente. Un día antes, Rosa Luxemburgo (RL) había escrito su último artículo titulado «El orden reina en Berlín», analizando el final de la revolución germana de 1918-1919, protagonizada en los dos bandos, vencedores y vencidos, por los socialdemócratas: aquella fue una revolución socialdemócrata sofocada por los dirigentes socialdemócratas, que no la querían. En la segunda semana de noviembre de 1918 se produjo un amotinamiento de la flota de alta mar contra sus jefes, que se extendió por todo el país; los marineros eligieron sus consejos (que se mimetizaron luego tanto en fábricas como en cuarteles), desarmaron a los oficiales, se armaron e izaron la bandera roja.

Para leer este artículo completo COMPRA ESTE NÚMERO o SUSCRÍBETE A LA REVISTA

HAS AÑADIDO ESTE PRODUCTO

a La Maleta de la compra!