#16 / Marzo-Abril 2016

José Luis Pardo

Sobre el humanismo

Jean-Paul Sartre, Simone de Beauvoir, Boris Vian y su mujer, Michelle Léglise, en el Café de Flore, París, 1952

Nobody has ever taught you how to live on the street
And now you find out you’re gonna have to get used to it

De las humanidades a la humanidad

Hubo seguramente un tiempo en el que el rótulo «humanidades» designaba algo bien conocido y delimitado, además de algo acerca de cuyo valor cultural existía un consenso bien establecido y compartido. Se trataba de la «formación clásica» que, anclada en el recuerdo de la paideia griega de la época helenística, que había perdurado en la Roma antigua en forma de studia humaniora, reapareció durante el Renacimiento italiano. Los hombres de letras y de artes que en ese momento histórico promovían y representaban ese tipo de formación se llamaron a menudo a sí mismos umanisti, aunque en verdad fue solamente en el siglo XIX cuando se generalizaron los términos «humanidades» y «humanismo» para nombrar esas actividades, porque en rigor fueron algunos grandes historiadores en lengua alemana del XIX quienes constituyeron historiográficamente el «Renacimiento» como época de la Historia General de Europa.

Para leer este artículo completo COMPRA ESTE NÚMERO o SUSCRÍBETE A LA REVISTA