#43 / Noviembre-Diciembre 2020

«America» en crisis

Una nación exhausta

Ignasi Gozalo Salellas

A pocos días de las elecciones presidenciales estadounidense del 3 de noviembre, es probable que aún nos invada una extraña mezcla de sensaciones cuando nos disponemos a hablar de Estados Unidos: no nos cansamos de constatar que el cuento de hadas del otrora sueño americano se ha acabado y, sin embargo, seguimos observando la realidad del mundo a través del retrovisor yankee. Lo cierto es que las noticias desconcertantes y a menudo inhumanas en Estados Unidos –America, según ellos– se han encadenado a lo largo de los últimos meses. Una mezcla de vergüenza e indignación se ha instalado incluso para muchos de sus ciudadanos. El orgullo en el interior del país está claramente tocado y el prestigio en la escena internacional cae en picado. El declive del imaginario de Estados Unidos como fuente de progreso, utopía y libertad es incesante. El proyecto retroutópico de los nuevos liderazgos populistas (tal y como Marina Garcés define en este dossier la naturaleza del proyecto trumpiano, tomando prestado el concepto de retroutopía de Zygmunt Bauman) choca con la creciente percepción de estar ante un escenario distópico en que el nacionalismo identitario destruye más que construye, tensiona más que cohesiona, y donde el capitalismo más salvaje no encuentra soluciones sino que queda retratado como el factor que nos llevó a un momento de agónica fatiga.

Para leer este artículo completo COMPRA ESTE NÚMERO o SUSCRÍBETE A LA REVISTA