NOTICIAS

La Maleta de Portbou

El curioso caso de la mimosa pudica

#38/NOVIEMBRE-DICIEMBRE 2019

Michael MarderMonica Gagliano

«Más conocida como “nometoques” o “sensitiva”, hablamos, por supuesto, de la Mimosa pudica. En silencio, esta mimosa tan sensible al tacto, va recomponiéndose desenrollando las hojas y volviendo a enderezar los tallos pocos minutos después del calvario. El comportamiento de esta planta, especialmente su distintiva habilidad de “hacerse la muerta” ante perturbaciones externas, como el tacto, ha captado la atención humana desde tiempos inmemoriales y ha atizado las llamas de la imaginación durante siglos.» © Júlia Castells

Deambulando por el Real Jardín Botánico de Kew de Londres, famoso por albergar una de las colecciones de plantas vivas más diversas del planeta, puedes estar seguro de que caerás rendido al hechizo de sus ilustres residentes. Están los poderosos robles; las secuoyas altas como un edificio de trece pisos; el pohutukawa de Aotearoa, un árbol sagrado en peligro de extinción; el sorprendente espectáculo del gigantesco nenúfar amazónico… Si tienes suerte, puedes incluso ver un aro gigante abriéndose con su insoportable hedor a cadáver.

Puedes consultar el sumario aquí:#38/NOVIEMBRE-DICIEMBRE 2019

El curioso caso de la mimosa pudica, Michael MarderMonica Gagliano


Para leer este artículo completo compra este número  suscríbete a la revista.


COMPARTIR EN:

FacebookTwitter

ARCHIVO DE NOTICIAS