NOTICIAS

La Maleta de Portbou

El humanismo de la vulnerabilidad

Carmelo Dotolo

#45 / Marzo-Abril

Fotografía del proyecto Santa Anna, de Maria Contreras Coll (Barcelona, 1991), presentado en una exposición en el claustro de la parroquia de Santa Anna, en Barcelona, entre diciembre de 2020 y enero de 2021. En la imagen, voluntarios preparando comida en Santa Anna. Durante el estado de alarma y el confinamiento, el Hospital de Campaña de esta parroquia repartió más de doscientas viandas de comida para llevar al día. Antes de la pandemia distribuían comida y cobijo durante las veinticuatro horas del día a algunas de las 3.000 personas sin techo que viven en Barcelona. A partir del mes de marzo de 2020, ha ampliado su ayuda a familias que se han visto por primera vez sin recursos a causa de la nueva situación. © Maria Contreras Coll

Más allá de la ideología de la seguridad

El dramático evento de la pandemia de la covid-19 impactó en nuestras vidas con una imprevisibilidad paradójica. No lo hizo tanto en relación con los cálculos de previsión de un posible «spillover» o derrame viral, de los que la historia ha registrado muchos y catastróficos. Más bien, en su irrupción ha ido erosionando lentamente un ideal antropológico al abrigo de las perturbaciones de la realidad y su diferente pedagogía, operando una «disonancia cognitiva» con respecto a nuestras lecturas habituales de la vida y la historia. Descubrir que la realidad no es lo que construimos a través de proyecciones o conjeturas que imprimimos en el orden de las cosas, significa tomar conciencia de una distancia que sólo se puede salvar de cara a un cambio de paradigma teórico y ético que contemple el horizonte de la vulnerabilidad (P. Valadier, «Apologie de la vulnérabilité», en Études 2, 2011).


Para leer este artículo completo compra este número  suscríbete a la revista.

Descubre dónde puedes encontrar La Maleta de Portbou aquí


COMPARTIR EN:

FacebookTwitter

ARCHIVO DE NOTICIAS